Saltar al contenido

¿Tendrás suerte?

Will you get lucky?

¿Tendrás suerte?

¿Qué hace afortunado a alguien? ¿Algunas personas nacen naturalmente con él? ¿Algunos tienen más suerte que otros? Bueno, suerte, buena fortuna, serendipia, llámelo como quiera, pertenece a todos. Puede que se necesite un poco de conocimiento y trabajo para cultivarlo, ¡pero todos pueden tener suerte!

Aries: bueno para competirSuerte cuando miras a los demásPuedes tener suerte en competiciones o juegos de velocidad y atrevimiento. Pero el factor crítico para usted es conocer su ritmo. Si saltas demasiado rápido (que es tu naturaleza básica), no estarás preparado con todo lo que necesitas saber y tu oportunidad de suerte podría desaparecer.

Tauro: bueno para las finanzasSuerte al compartirSeguramente puedes tener suerte con tu naturaleza terrenal. La suerte te puede llegar a través del dinero o las posesiones físicas. Tu clave para la suerte es saber que te mereces todas las cosas buenas y estar de acuerdo en difundir tu abundancia para compartirla con los demás.

Géminis: bueno para venderSuerte al escucharTu suerte te golpea cuando menos lo esperas y, a menudo, proviene del conocimiento que obtienes de los recursos o de la información que otros te brindan. Armado con él, sabe cómo, cuándo, dónde y, lo que es más importante, el por qué de qué hacer. Escucha cada vez más la suerte te sigue.

Cáncer: bueno para ser padreSuerte al lograrTu suerte en la vida se manifiesta cuando eres fiel a ti mismo. Ahí es cuando estás alimentando a otros y ofreciendo tu sabio consejo sin juzgar. Es cuando tratas a los demás como tratarías a los miembros de tu propia familia que esos pequeños ‘milagros’ o recompensas simplemente se mueven a tu esfera.

Leo: bueno dandoSuerte al preguntarTu suerte llega cuando estás atrapado en tu propia dicha al crear algo desde tu corazón. Ya sea una obra de arte, música, danza, poesía, película, carpintería o compartir el amor con alguien, ahí es cuando eres tan generoso con la entrega incondicional. ¡Esa es tu clave para la buena suerte!

Virgo: bueno organizandoSuerte al mirar con una lente anchaTu suerte llega cuando trabajas dentro de tu propio sistema. Organizar y analizar las cosas te da poder y te da una cómoda cantidad de control sobre tu vida. Ahí es cuando estás enfocado y centrado y ¡listo! – ¡Llega una oportunidad afortunada para ti!

Libra: bueno para asociarseSuerte al considerar tus propias necesidadesTu suerte entra en tu vida cuando estás con una pareja, pero si eres demasiado considerado con el otro, puedes perderte fácilmente cuando te conviertes en un «nosotros». Asegúrate de no agradar a la persona amada y de mantener tu propia identidad o tu suerte se acabará.

Escorpio: bueno en la intimidadSuerte al simplificarTu suerte llega cuando apoyas amorosamente a los demás sin agendas ocultas. Compártelo abiertamente. Eres un imán para la suerte cuando abres tu luz interior y la dejas brillar hacia afuera. Recuerde, la suma es mayor que las partes que lo componen.

Sagitario: bueno en sintoníaSuerte al enseñarLos libros de astrología dicen que eres el signo más afortunado de todos, pero primero tienes que encontrar tu centro. Lo hace utilizando su don de fe y confianza en usted mismo y en el plan de su vida. Mientras viajas por tu interior o por todo el mundo, inspiras a otros con elevados ideales y la suerte simplemente fluye.

Capricornio: bueno para lograrSuerte al mostrar tus sentimientosTu suerte se ve cuando estás logrando las metas que te has marcado. Nunca darse por vencido y negarse a dejar de fumar es la clave para usted. Cada paso hacia el éxito trae una mayor satisfacción. Deje que otros también ayuden a medida que se abran nuevas oportunidades.

Acuario: bueno para integrarseSuerte al ser el centro de atenciónTu suerte crece cuando te involucras con tus amistades, siempre ahí para echar una mano y ofrecer ideas y métodos para mejorar las condiciones, ya sean de orientación personal o social. ¡Comunícate con la red y la buena suerte está pegada a ti!

Piscis: bueno en la compasiónSuerte al discriminarTu suerte te sigue como un cachorro, ¡siempre está ahí! Todo lo que tiene que hacer es cerrar los ojos y escuchar la voz quieta y tranquila que le habla a su mente. Su dicha se siente cuando está extendiendo su compasión ilimitada, y la buena fortuna llena su vida.