Saltar al contenido

Explicación del tiempo divino: cómo confiar en él

individualogist logo

El tiempo divino nos dice que estamos donde estamos ahora porque es exactamente donde deberíamos estar. Sepa que la Divinidad ha elaborado cuidadosamente un programa para todo lo que se desarrollará en su vida porque nadie sabe qué es lo mejor para usted, excepto la Divina.

Tratar de escribir su propio horario y compararlo con el plan maestro de la Divinidad es inútil.

¿Qué es el tiempo divino?

Lo Divino no conoce el concepto de «demasiado temprano» o «demasiado tarde». Lo Divino hace que las cosas sucedan en su propio tiempo perfecto. Este momento no está destinado a hacerte sufrir mientras esperas.

«Solo espera el momento adecuado».

Seguro que has recibido este tipo de consejos un par de veces en tu vida. Si bien el concepto de sincronización correcta se cree universalmente, todavía hay casos en los que nuestra necesidad de controlar las cosas se vuelve repentinamente alta.

¿Quién no querría que sus sueños se hicieran realidad al instante, verdad? Siempre queremos ese ascenso, esa relación o esa riqueza lo antes posible. Esto se debe en gran parte a influencias externas como los medios de comunicación.

Constantemente moldean nuestras mentes para que piensen que la vida no es más que una carrera, por lo que tendemos a compararnos con el progreso de otras personas. Tendemos a luchar contra el tiempo.

Pero la verdad es que el tiempo no es el enemigo aquí.

La importancia del tiempo divino

Es muy comprensible que haya días en los que queremos hacer las cosas a nuestra manera. Queremos tomar el control. Créame, todos hemos estado allí.

que es el tiempo divino

En este mundo loco, es fácil olvidar que hay cosas que escapan a nuestro poder. Tenemos tanto valor fuera de lugar que simplemente cargamos hacia algo sin pensarlo completamente.

¿Los resultados? Fracaso. Cuando forzamos a hacer que las cosas sucedan cuando no se supone que deben hacerlo, se garantiza que surgirán problemas.

Entonces, ¿cómo resistimos el impulso de controlar todo?

Confía en el tiempo divino. Es muy fácil dejarse llevar por la desesperación, pero no cuando uno pone su confianza en el plan de lo Divino.

Saber que hay una razón valiosa por la que suceden cosas o no te tranquilizará mucho. Haz que el tiempo divino sea tu aliado en lugar de esforzarte tanto para ir en su contra. Te darás cuenta de que nada bueno sale jamás de desafiar al universo.

Otros beneficios de confiar en el tiempo divino incluyen:

Se asegura de que esté listo antes de sumergirse en cualquier cosa.

La Divinidad no se sentará a observar cómo se mete en circunstancias para las que no está preparado.

Ya sea un buen evento o uno desafortunado, el tiempo Divino se encarga de que no salgas de ninguna situación con las manos vacías.

Preparará su corazón y su mente para que pueda obtener una lección o dos de cada cosa que suceda en su vida.

Su crecimiento espiritual es la prioridad del tiempo Divino.

Te ayuda a ver todo más allá de su superficie.

Los ojos humanos son débiles ante la desesperación. Cuando estamos cegados por la codicia o el orgullo, es fácil ignorar la lógica y seguir nuestro ego.

Aquí es donde entra lo Divino. Cuando lo Divino sabe que algo o alguien nos hará más daño que bien, es mejor apostar a que serán eliminados de la escena inmediatamente.

No tendrá sentido de inmediato por qué las cosas no funcionaron, pero el tiempo Divino revelará lentamente por qué tuvo que salir lastimado. La mayoría de las veces, te encontrarás murmurando, “Ah, no funcionó para dar paso a ______. Ahora entiendo.»

Quita tanta presión en tu vida.

En un mundo donde todo parece ser una competencia, es difícil no ceder a la presión. Todos tenemos prisa por tener éxito porque siempre sentimos que el tiempo se acaba. Este no es el caso cuando tienes plena confianza en el tiempo Divino.

Cuando sepas que las cosas se desarrollan como deben ser, tu corazón dejará de cuestionar e incluso dudar de todo.

Mientras lo Divino esté de tu lado, te sentirás seguro. Es como recorrer un camino que ya está iluminado para ti.

5 consejos sobre cómo confiar en el tiempo divino

cómo confiar en el tiempo divino

# 1 No dependa únicamente del tiempo Divino.

Puede estar confundido acerca de cómo un segundo le digo que confíe en el tiempo Divino, y luego otro segundo se le dice que no dependa de él.

Lo que esto realmente significa es que aunque tengas a la Divinidad a tu lado, no puedes dar la espalda a ser responsable de tu propia vida.

No puedes simplemente holgazanear y decir: «Oh, bueno, supongo que esto es lo que el universo quiere que suceda». No puedes pasar la carga de mejorar tu vida al universo.

El tiempo divino es solo tu guía. Todavía eres el que tiene la mayor responsabilidad sobre cómo te saldrán las cosas. Todo el trabajo duro vendrá de ti; lo Divino simplemente lo redirigirá en la mejor dirección.

# 2 Trate al universo como su aliado.

A muchos de nosotros nos resulta difícil dar nuestro 100% de confianza al tiempo Divino. No podemos reconciliar el hecho de que existe una fuerza aparte de nuestro propio libre albedrío que puede afectar el resultado de nuestra vida.

Sin embargo, debes darte cuenta de que cuanto más te resistes al tiempo divino, más las cosas no funcionarán para ti. Tienes que ver el universo como tu amigo en lugar de verlo como una fuerza contradictoria.

Todos tenemos esa tendencia a culpar a las leyes del universo cuando las cosas no salen como queremos. Creemos que nos está jugando una mala pasada y no quiere que seamos felices.

Pero la verdad es que el universo es un aliado leal a nuestra felicidad. No quiere nada más que lo mejor para nosotros. Solo necesitamos crear un espacio para aceptar la presencia de lo Divino en nuestras vidas.

# 3 Sea receptivo al cambio.

La clave para vivir una vida libre de estrés es aceptar que las cosas, e incluso las personas, cambian todos los días. Nadie está exento del constante flujo de la vida.

Confiar en el tiempo divino significa que aunque todo lo que te rodea ya ha cambiado, sigues creyendo en el poder del plan divino.

No tienes miedo al cambio porque sabes que al final, el tiempo Divino te llevará a un buen lugar.

Después de todo, la transformación no ocurre si las cosas siguen igual. Se logra cambiando una y otra vez, hasta que finalmente alcanzas tu máximo potencial.

Déjate cambiar al igual que los demás. Deje que las relaciones se tambaleen, si eso significa crecimiento para usted y los que le rodean.

# 4 Deja ir tu orgullo.

A estas alturas, debes saber que el orgullo puede dañar todo en tu vida. Puede interferir con las amistades, las familias e incluso el trabajo. Lo más importante es que su propio orgullo puede obstaculizar su propio crecimiento.

Como se mencionó, el tiempo divino es un aliado que solo quiere lo mejor para nosotros. Sin embargo, la mayoría de nosotros nos negamos a aceptar a la Divinidad como una mano amiga en nuestras vidas. Siempre pensamos que podemos resolver nuestros problemas por nuestra cuenta.

Algunos de nosotros somos incluso demasiado inteligentes para nuestro propio bien y tendemos a jugar a ser dios. ¿Dónde nos deja esto? Insatisfacción. Nunca podremos ser verdaderamente exitosos si nuestras acciones son solo para nosotros.

Necesitamos abrir nuestras puertas a nuevas personas, nuevas ideologías y nuevos seres. No hay nada embarazoso en entregarse a lo Divino y la ayuda que nos puede ofrecer.

# 5 Fomente sus relaciones.

Es un adagio que siempre escuchamos, pero todavía es cierto hoy: Ningún hombre es una isla.

La Divinidad trae personas a nuestras vidas porque ellas (jugarán) un papel importante en nuestro despertar espiritual.

El ex al que ahora odias, tu jefe favorito, incluso tu vecino, todos tenemos algo que impartir en nuestras vidas.

Puede que no se note al principio, pero a medida que el tiempo divino funcione en su vida, se dará cuenta de por qué tuvo que conocer a ciertas personas.

Puede que no necesariamente tengas buenos recuerdos con todos, pero una cosa está garantizada: cada interacción dejará una lección que te ayudará a crecer como persona.

Nutrir sus relaciones con las personas es una señal de que confía en el tiempo Divino. Estás diciendo que sí a dar espacio a las personas porque crees que lo Divino tiene un plan, y sabes que nunca está mal.

¿Alguna vez ha sentido el tiempo Divino en su vida? ¡Estamos emocionados de escuchar tu experiencia en la sección de comentarios a continuación!